Durante los 30 minutos que dura el recreo podéis hacer lo que querías dentro de un orden.
No podréis fumar porque como os pillen se os cae el pelo, pero podréis disfrutar de vuestro bocadillo ya sea desde casa o de la cafetería de Verónica que por cierto están buenísimos.
También podéis jugar a lo que queráis y podréis organizar torneos de fútbol, basket... siempre cuando pidáis permiso a jefatura.
Además los papeles que no se olvide tirarlos ya que como os vean haciendolo en el suelo os va a caer un castigo de limpieza de patio y os aseguro que no es muy divertido.

El recreo todos los utilizamos para echarnos unas risas con nuestros amigos, comentar el partido de fútbol del día anterior, hablar sobre las cosas que nos han pasado en días anteriores, etc. Lo que es muy divertido es jugar al fútbol con tus amigos en el campo del recreo.